Educación

OBJETIVO GENERAL

Diseñar propuestas pedagógicas incluyentes que respondan a las circunstancias actuales y sirvan como instrumento para conducir a personas de diferentes espacios académicos y de formación, a una mayor comprensión de las necesidades sociales, con el fin de buscar soluciones pacíficas apropiadas para los conflictos que apremian a nuestro país.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS

  • Crear espacios de análisis y reflexión que generen cambios positivos en aquellas personas que algún día vieron en acciones ilegales o en el poder de las armas la solución más inmediata y efectiva a sus problemas y necesidades más apremiantes.
  • Desarrollar capacidades instaladas en diferentes actores sociales, para que lleven a cabo la implementación de programas pedagógicos que formen, informen y remitan metodologías de acompañamiento preventivo a comunidades vulnerables, propensas a circunstancias violentas e ilegales.
  • Brindar herramientas y argumentos a través de nuestras propuestas pedagógicas a personas vulnerables y vulneradas para que aprendan desde la convicción, el empoderamiento y la seguridad que brinda el conocimiento a decir NO! a cualquier tipo de acción violenta o ilegal.
  • Capacitar a padres, docentes, psicólogos, trabajadores sociales y líderes comunitarios en la detección temprana de rasgos de impulsividad en menores que presenten ciertas características conductuales asociadas a la ilegalidad y la violencia, con miras a disminuir el número de jóvenes proclives a ingresar a la lógica del conflicto colombiano.
  • Plantear estrategias pedagógicas de prevención oportuna, haciendo hincapié en la formación de multiplicadores de paz que acudan a la solución dialogada de conflictos para la sana convivencia.
  • Construir escenarios de perdón y reconciliación a través de la educación, herramienta eficaz para que cese la violencia, reine la convivencia y la solución pacífica de diferencias.

La Fundación gracias a su arduo trabajo académico e investigativo cuenta con un modelo de DIPLOMADO EN FORMACIÓN PARA LA VIDA Y PEDAGOGÍA PARA LA PAZ, el cual está dirigido inicialmente a dos poblaciones, una la comprenden los internos de los centros penitenciarios del país y la otra a líderes comunitarios y operadores sociales interesados en el trabajo preventivo y de acompañamiento en temas relacionados con la paz, la reconciliación y la sana convivencia.